Romanticismo

Las condiciones para el surgimiento del Romanticismo, este gran movimiento que paseara su inquietud, su angustia y sus ansias de romper con las normas, no tendrá limites dentro del campo del pensamiento; es así como se hará presente tanto en la economía como en la filosofía, en la pintura como en el teatro y, en general, en la literatura toda e incluso influirá fuertemente en las costumbres cotidianas de los hombres de esa época. La burguesía había buscado en el terreno ideológico una doctrina que se encargara de justificar y santificar el nuevo orden instituido .La filosofía debía ser el ariete que abriese brechas en los ya carcomidos muros feudales.

El materialismo con La Mettrie, Helvecio, Holbach y el racionalismo son las banderas que enarbola la burguesía ascendente. El proceso venia desde el siglo XVIII y sea realizaba con un doble objetivo: por una parte, como una lucha contra las instituciones políticas existentes, contra el sector religioso que apoyaba esta política y, además, como una lucha abierta y declarada contra la metafísica, incluso contra el idealismo racionalista de Descartes, Spinoza y Leibniz. Alemania vive condiciones radicalmente diferentes a las del resto de Europa. El desarrollo industrial y comercial está en niveles muy retrasados, y aún el feudalismo es poderoso en el campo. En este estado de cosas Alemania importa el racionalismo y elabora una filosofía que se limita a especular acerca del espíritu humano, de la esencia intima de los objetos y, en general, crea sistemas filosóficos extremadamente abstractos y ajenos a la vida real, rechazando tácitamente toda transformación revolucionaria de la realidad: Kant, Fichte, Schelling y Hegel se pronuncian contra el materialismo francés. Es en esta Alemania todavía feudal, en la cual el filósofo endiosa al Estado prusiano como encarnación de la idea absoluta.

Paralelamente a la filosofía romántica alemana se desarrolla la literatura de las emociones, la búsqueda de la libertad en el arte, como alguna vez dijo Victor Hugo, la rebeldía contra el orden burgués. Es el romanticismo que estalla pleno de contradicciones en Europa. No se puede decir que los escritores románticos adhirieran a un solo estilo en lo formal y a una sola línea de pensamiento en el contenido. Por el contrario, Byron es clásico en la forma y revolucionario en la fuerza de sus ideas; Chateaubriand es reaccionario en el contenido de sus obras y, sin embargo, busca todas las formas de libertad de expresión. Existen románticos políticamente revolucionarios como Séller y otros porfiadamente adheridos al pasado, como Walter Scott. Es posible encontrar románticos oscuros, confusos e irracionales, como Novalis, y otros claros, fuertes, casi objetivos, como Hugo, Vigny y el joven Goethe. Los hay de tendencias populares y nacionalistas, los encontramos de preferencia en la música y románticos burgueses, filisteos y aristocratizantes.

Es evidente que el romanticismo no es homogéneo, pero sin duda alguna existen elementos que los hermanan, entre ellos la tendencia a la fuga, ya sea en el tiempo escriben sobre el futuro o sobre el pasado -, o en el "espacio" - escriben sobre regiones exóticas. La hiperestesia del yo que conduce a muchos de ellos a la soledad y a la angustia, el gusto por lo fantástico, por lo indefinido y en algunos (de ninguna manera en todos), una seria tendencia hacia el irracionalismo. Todos, de una manera o de otra desprecian los símbolos del capitalismo: el dinero, la moral burguesa, la seguridad y estabilidad y otros valores propios de la clase dominante; luchan apasionadamente por no caer en la deshumanización, se desesperan, se suicidan, se vuelven locos. Kierkegaard, saltándose alguna décadas es, según algunos, el epilogo romántico; luterano y místico, rechaza el liberalismo ya establecido y el cristianismo secularizado, su angustia es reconocida como fuente de un sector existencialista del siglo XX.

Olga Poblete

Sonia Haeberle Bocaz (10 Febrero 1930 - 27 Diciembre 2005)

Documentos para el Estudio de la Historia Universal Editorial Nascimento, 1973.

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar