Para tomar en cuenta

Actualmente en el mercado están apareciendo en forma incipiente las primeras propuestas de Servicios de Teleasistencia para las personas y sus familias bajo el concepto de que en forma remota podremos obtener “asistencia” frente a problemas que se puedan presentar relativos a la salud de las personas.

Este tema en Europa esta resuelto hace bastante tiempo y con un gran beneficio para aquellas personas que necesitan de la asistencia remota para vivir tranquilos y seguros en sus casas. Estas personas principalmente son los Adultos Mayores y aquellas que requieran de ayuda u orientación en el diario vivir.

Pero, ¿cuales son los requisitos fundamentales para que este servicio produzca el efecto de dar tranquilidad y asistencia en su casa?. Principalmente hay dos aspectos que considerar.

El primero de ellos es que cuando la persona llame a la Central el personal a cargo de responder la llamada este preparado y capacitado para atenderla debidamente, esto es, conocer los protocolos de actuación frente a una emergencia y la capacidad de seguirlos adecuadamente.

El Segundo es darle a la persona los medios Tecnológicos necesarios para que se pueda comunicar rápida y oportunamente con la Central, en este tipo de Servicios no sirve el tener que marcar o discar un número 800 o 911 pegado en el refrigerador, ni tampoco el grabarlo en una tecla rápida en el teléfono, cuando suceden las emergencias ni se recuerdan estos números ni se esta cerca del teléfono para llamar, he ahí la gran diferencia frente al modelo de Teleasistencia Domiciliaria correcto que se utiliza en Europa y que no es el caso en Chile.

Los Servicios, en mi experiencia, que actualmente se están ofertando en Chile son precarios Tecnológicamente y no dan la tranquilidad y seguridad que deben dar. Las personas en Europa cuentan con un dispositivo inalámbrico que portan en todo momento en sus casas y que permite activar un terminal de Teleasistencia que lanza la llamada a la Central y permite establecer una comunicación manos libres, consiguiendo de esta forma que la operadora pueda escuchar que puede estar sucediendo dentro de la casa. El escuchar es vital para saber qué protocolo activar o a quien llamar en el caso que se ha presionado el botón inalámbrico que porta en su cuello o muñeca.

Estos son los dos aspectos que debemos exigir cuando nos ofrecen un Servicio de Teleasistencia Domiciliaria o simplemente de “Asistencia” que puede, en muchos casos, salvar vidas y en otros simplemente darnos la tranquilidad de que nuestros seres queridos están protegidos.

 

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar