Otra diferencia entre hombres y mujeres

La conducta lúdica es otra diferencia que marca muy especialmente los comportamientos femenino y masculino. En general nosotras dejamos de jugar a muy corta edad, entonces cuando una chiquita de cinco o seis años está jugando a las muñecas, ya no está jugando a las muñecas, pues han de saber que esa muñeca ya no lo es, es Florencia o Andrea, y de alguna manera es una representación de la vida. Por eso es clave observar la seriedad conque las niñitas "juegan" a este tipo de situaciones. Los hombres en cambio nunca dejan de jugar y por algo se dice que "ellos cambian los autos chicos de cuando niños por los autos grandes de cuando son adultos". Según investigaciones se dice que a lo único que el hombre le puede ser fiel toda la vida es a un equipo de futbol… los que participaron dijeron que bien podrían cambiarse de partido político, de mujer, incluso de hijos, pero que a su equipo no lo cambian aunque éste quede en cuarta división. Esta conducta quizás jocosa, demuestra la valoración que la estructura masculina le da al juego como un elemento de salud mental y que, por supuesto, a las mujeres nos falta.
 
Reflexiones de pilar Sordo (sicóloga chilena) en su libro Viva la diferencia

|

Comentarios

Comentarios de este artículo en RSS

Comentarios recientes

Cerrar