Estimados escribientes, lectores, testigos mudos

Traté muchas veces de escribir algo, pero no pude, sólo resultó insertar algunos comentarios. Un simple cambio de pc significó también quedar al margen en la comunicación.

Lamento mucho - como todos - que este espacio termine. Sin embargo, creo que ha sido un espacio desaprovechado. Hubo muy interesantes aportes, pero también una tremenda escasez de respuestas.

De todas maneras, gracias a todos los que intervinieron en su oportunidad, por su entusiasmo, por no claudicar ante la falta de estímulos, por su afán de comunicar o decir, simplemente: estoy aquí.

Aprovecho esta ocasión para invitarlos a participar en el grupo

(Leer más)

Despedida a mi hermana Sylvia

Cuesta resumir en pocas palabras la historia de toda una vida que nos ha tocado tan de cerca, pero te recordamos como una buena hermana que siempre quisiste lo mejor para nosotros, aun en desmedro de otras personas que también quisiste. Te queremos, todos a nuestro modo.

Desde chicos, cuando la mamacita estaba enferma, nos ayudaste a crecer y nos enseñaste a leer en El Peneca. Después de la partida de nuestra madre, nos separamos y cada uno enfrentó la vida de distinta forma en esta sabia Escuela.

Gracias a nuestra familia que nos acogió en Santiago, aprendiste Enfermería y trabajaste en la Clínica Santa María, con esfuerzo compraste tu casa.

(Leer más)

Y sabré que te he amado....

Desde un tiempo parecías no verme, miraba con abnegación tus ojos hundidos y tu mirada perdida, acariciaba tus manos que estaban tibias pero ya no suaves ni generosas de amor..., ya no veía tus ojos luminosos y esa sonrisa que me regalabas cada día.., sí, ya no estaba; No poseías nada y para mi en ese momento lo eras todo.., ahí supe qué tan profundo es el amor que sentía por ti, y hoy dejo esta flor en este lugar donde tu cuerpo se une al aire y a la tierra, pero tu alma quedó en mí, y allí se

(Leer más)


Comentarios recientes

Cerrar